Seleccionar página

Uno de los aspectos más importantes a la hora de construir o reformar nuestra vivienda es hacer una instalación eléctrica de calidad. No es sólo importante de cara a la seguridad, sino que nos permitirá tener una vivienda más eficiente y económica.

instalación eléctrica en una vivienda

Instalación eléctrica

Mucha gente opina que las viviendas que simplemente tienen como fuente de energía la electricidad generan más gastos, puesto que la electricidad es más cara. Sin embargo, si tenemos una buena instalación eléctrica y un sistema eficiente, podremos usar la mínima cantidad de energía necesaria.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de reducir gasto, es acertar con la potencia eléctrica que va a necesitar tu instalación eléctrica para funcionar sin problemas

El reglamento en cuanto al estado y calidad de las instalaciones eléctricas ha cambiado tanto que, en la actualidad, es obligatorio disponer de un certificado de un certificado de instalación eléctrica que demuestre la instalación está bien y dicha vivienda pueda disponer de suministro eléctrico.

Sin embargo, las reformas en este tipo de instalaciones nos suelen dar más pereza al ser más costosas que cambiar, por ejemplo, la decoración.

Seguridad

Ante todo, el tener una instalación eléctrica de baja calidad o no cambiarla a tiempo puede ser una fuente de problemas de seguridad en nuestra vivienda.

Una instalación eléctrica en mal estado es muy propensa a tener fallos, lo que conlleva todo tipo de peligros como cortocircuitos, descargas, o incluso incendios. Este tipo de intervenciones necesitan de un profesional que las realice ya que lo imprescindible es la seguridad de los habitantes del hogar. El no cambiarla a tiempo puede suponer unos gastos más elevados que el de la reforma de la instalación eléctrica.

Algunos recomiendan que se cambien las instalaciones eléctricas pasados unos diez o quince años, pero si tu instalación cuenta con materiales homologados, fue realizada por un  profesional certificado y cuenta con toma de tierra, puede durar muchos años más. Eso sí, es recomendable realizar revisiones de rutina.

Tampoco hay que olvidarse de llevar un buen mantenimiento e ir cambiando  enchufes o interruptores en mal estado.

Tipos de instalaciones eléctricas

En la actualidad existen dos tipos de instalación eléctrica, una es las que van por tubos o canaletas, y la otra las que van empotradas.

  • Las que van empotradas están ocultas al exterior, por lo que estéticamente son mucho mejores, pero necesita trabajos de albañilería para introducir los cables eléctricos.
  • Las que van por tubos o canaletas son más fáciles de instalar. Existen sistemas estéticos para ocultar este tipo de cables aunque vayan por la pared.

Baño y cocina

La normativa prohíbe colocar en sitios como los baños, apliques como interruptores, luces o tomas (la humedad y la electricidad no son buenos amigos)

 En la cocina pasa igual, son habitaciones donde conviven agua y electrodomésticos y hay que tener especial cuidado en estos aspectos.

Si es importante que un buen profesional lleve a cabo la instalación eléctrica, lo es mucho más en el caso de la cocina y el baño.

Si desea realizar una reforma en su vivienda no dude en llamarnos o solicitar un presupuesto sin compromiso.