Seleccionar página

¿Quieres aprovechar todas las ventajas de los falsos techos? ¿Quieres instalar esta opción en una estancia de tu vivienda o tu oficina y no sabes cómo hacerlo? En este post te mostramos los pasos a seguir para instalar un falso techo.

colocar falso techo

Cómo colocar un falso techo

Los falsos techos ofrecen un aspecto más llamativo de tu habitación y además, permite ocultar las vigas u otras imperfecciones; también son muy beneficiosos porque permiten la instalación de focos empotrados y son ideales para ocultar cables eléctricos y tuberías. Destacan los techos metálicos desmontables, ya que permiten crear un espacio más innovador en la estancia; por eso, a continuación te vamos a mostrar cómo instalarlo:

Herramientas y materiales necesarios

Para llevar a cabo la instalación, es necesario que dispongas de las siguientes herramientas y materiales:

  • Taladro atornillador.
  • Escalera de fibra.
  • Tijeras cortachapas.
  • Espátula.
  • Nivel de burbuja.
  • Placas de acero lacado liso: también pueden ser de aluminio o de acero galvanizado.
  • Perfilería metálica y fijaciones.
  • Pasta para junta.
  • Tacos y tornillos.
  • Cinta para juntas.

Pasos a seguir

¿Ya tienes todos los materiales? Estos son los pasos que debes seguir para la instalación de un falso techo:

  1. Fija el armazón al techo de yeso o a las vigas: lo primero que debes hacer es fijar un armazón de madera al techo existente o a las vigas del mismo, utilizando tacos. Debes dejar un espacio de 40 cm; también lo puedes hacer en un techo de escayola.
  2. Ubica los puntales verticales en los soportes: después tienes que decidir la altura del nuevo techo; para ello, debes medir la altura que deseas desde el suelo y marcar las cuatro esquinas. Después, tienes que fijar los puntales a la altura que deseas en los soportes del techo; para que te hagas una idea, los paneles de aislamiento suelen tener unos 60 cm de ancho.
  3. Fija los soportes de pared y las piezas de armazón: usa el nivel de burbuja para marcar las posiciones de los soportes en la pared; de esta forma, conseguirás que la parte inferior quede completamente horizontal. Debes fijar los soportes siguientes a la línea marcada y utilizando tacos y tornillos; después, tienes que fijar las piezas a los puntales.
  4. Pon el aislamiento: coloca los paneles de aislamiento en las piezas de armazón; si has dejado los 60 cm de espacio, podrás fijarlos sin tener que cortarlos a medida. Debes colocar el aislamiento entre los puntales verticales, para formar una capa de aislamiento continua.
  5. Pon la primera fila de paneles del techo: comienzo a atornillar el primer panel al lado izquierdo y utiliza tornillos de 25 mm para placas de yeso, dejando una separación de 20 cm entre tornillos. Tienes que dejar un hueco de unos 8 mm entre el panel y la pared, para cubrirlo posteriormente con una tira tapajuntas.
  6. Corta los paneles: mide la parte que necesitas del panel y márcala con un cúter. Después tienes que separar las dos piezas usando una tabla de madera de apoyo.
  7. Repasa las juntas: comprueba que todas las juntas estén limpias, sin polvo. Rellena los huecos utilizando lechada con una espátula. Espera 24 horas a que se seque; si lo necesitas, aplica una segunda capa y, cuando esté listo, líjala para igualarla. Si lo deseas, puedes colocar una malla flexible debajo de la lechada, para evitar la creación de grietas en las juntas.
  8. Perfila los bordes: fija las tiras de tapajuntas con un adhesivo de construcción. Pon unos puntos de adhesivo y presiona para colocarlo, retíralo inmediatamente y, cinco minutos más tarde, vuelve a hacerlo dando unos golpes suaves para fijarlo. Para conseguir un acabado más limpio, corta los extremos de las tiras de tapajuntas a 45º.

Ahora que ya sabes cómo instalar un falso techo en cualquier superficie, ¿a qué esperas para hacerlo?

Si desea realizar una instalación para la instalación de un falso techo solicite gratuitamente unpresupuesto sin compromiso.