Seleccionar página
Rate this post

Las energías renovables son el presente y el futuro: Actualmente, casi el 40% del consumo energético de España ya proviene de fuentes renovables.

El adjetivo «renovable» se refiere a la energía que utiliza una fuente casi inagotable de elementos naturales, ya sea porque contienen mucha energía o porque son capaces de regenerarse a sí mismos. Algunos ejemplos de energías renovables son la acción del sol, el agua, el viento o el calor del subsuelo.

El uso de energías renovables es obligatorio en la industria y cada vez cobra más importancia en la construcción residencial. De hecho, desde la entrada en vigor del Código de Edificación en 2007, los nuevos edificios deben estar dotados de instalaciones de energías renovables para producir agua caliente sanitaria (ACS).

Ventajas de instalar sistemas de energía renovable en tu vivienda

Cada vez son más las personas que apuestan por integrar las energías renovables en sus hogares. Este tipo de energía es libre de contaminación, abundante en recursos y tiene la mayor eficiencia, lo que nos ahorra dinero. Además, el mantenimiento del equipo es mínimo y su durabilidad está garantizada.

Otras ventajas de utilizar energías renovables en el hogar son:

  • Van a lugares remotos. Las energías renovables se pueden utilizar en viviendas sin red ni suministro de gas natural, por lo que es una opción interesante para viviendas unifamiliares ubicadas en zonas rurales o pequeños núcleos de población.
  • Proporcionan un buen rendimiento. Energía renovable para un rendimiento y durabilidad óptimos. De media, estos dispositivos conservan más del 70 % de su potencia inicial incluso después de 30 años de instalación.
  • Posibilidad de generar ingresos adicionales. Los sistemas de autogeneración de energía renovable para uso doméstico pueden generar más energía de la que nuestros hogares necesitan y consumen. En este caso, existe la opción de vender el exceso de energía.
  • Aprovechando la Energía Renovable en su Hogar: Las Mejores Alternativas para el Uso Doméstico

Si se pregunta cómo hacer que su hogar sea más sostenible con la ayuda de las energías renovables, estas son algunas de las mejores opciones:

Energía solar térmica

Los paneles solares son una de las fuentes de energía renovable más utilizadas en el país. Su funcionamiento es muy sencillo: a través de las placas situadas en el techo de la vivienda circula el líquido que se calienta por la exposición al sol y cede su calor al agua para su consumo en el ACS o circuito de calefacción.

Los paneles solares pueden reducir las facturas de electricidad del hogar hasta en un 70%.

Energía solar fotovoltaica

Incluso si no podemos generar suficiente energía para alimentar nuestros hogares, los paneles solares fotovoltaicos son una gran inversión. De hecho, es común utilizar esta energía renovable para apoyar los sistemas de energía convencionales.

En circunstancias normales, el panel fotovoltaico tiene su propia batería, y la factura de la luz se puede ahorrar en más del 75%.

Biomasa

La biomasa es un combustible de origen vegetal o animal, incluidos los residuos y desechos orgánicos, y se considera una fuente de energía limpia, sostenible y renovable.

Las calderas y estufas de biomasa son una de las fuentes de energía renovable más demandadas para los hogares de las regiones frías. La mayor parte de los trabajos utilizan como materia prima los denominados “pellets”, aunque también algunos utilizan aceite usado o residuos de actividades agrícolas (melocotón o hueso de aceituna).

Los sistemas de biomasa nos permiten ahorrar hasta un 70% en la factura de la calefacción respecto a los derivados del petróleo.

Aerotermia

La energía térmica del aire se ha convertido en una de las alternativas más eficientes para la obtención de calefacción y agua caliente sanitaria en el hogar.

La energía térmica del aire es una fuente de energía renovable que utiliza como fuente el calor contenido en el aire. El sistema utiliza una bomba de calor para absorber la energía existente en el ambiente, incluso a bajas temperaturas, y aprovecharla para climatizar estancias o calentar circuitos de agua.

El sistema es altamente eficiente y está especialmente recomendado en zonas con inviernos suaves y veranos suaves (temperaturas extremas y temperaturas bajo cero, que requieren el uso de un sistema auxiliar de calefacción).

Geotermia

Al igual que el calor del aire, la geotermia es una fuente de energía renovable que utiliza una bomba de calor, aunque en este caso el calor se obtiene del suelo. De esta forma, la casa se calienta aprovechando el calor almacenado en el subsuelo.

La geotermia es un sistema más eficiente que la calefacción por aire porque funciona incluso en temperaturas exteriores frías. Su principal desventaja es la inversión inicial, ya que se requiere perforación.

En MCV Reformas en Madrid, podemos instalarle el sistema de geotermia que necesite. No dude en consultarnos.