Seleccionar página

Para iluminar el hogar, disponer de calefacción y agua caliente son muchos los que apuestan ya por el autoconsumo eléctrico como una forma de decir adiós a las facturas eléctricas. Pero lo que ya no se conoce tanto es cómo la domótica puede ayudar a este autoabastecimiento de electricidad. ¿Quieres descubrir el secreto? Continúa leyendo

¿Qué es el autoconsumo eléctrico y la domótica?

En la actualidad, los sistemas de iluminación de las casas han sufrido cambios sustanciales por la entrada de las energías renovables. En los hogares se busca que la luz sea un elemento de decoración, pero también que el consumo eléctrico sea el mínimo. Es aquí donde entra en juego el autoconsumo eléctrico.

Por autoconsumo eléctrico o fotovoltaico se entiende la utilización principalmente de los paneles solares para producir energía. Estos se encargan de transformarla para abastecer el consumo en el hogar, la empresa o el edificio en el que se resida.

Pero este autoabastecimiento se puede fomentar gracias a la domótica. Este concepto hace referencia al conjunto de sistemas tecnológicos capaces de automatizar y programar objetos de la vivienda. El famoso Roomba, las persianas que se suben y bajan solo con apretar un botón y las alarmas son algunos ejemplos de domótica.

De esta forma, su instalación en los sistemas de iluminación y refrigeración ayuda al ahorro energético y al menor consumo de electricidad.

ahorro energia en casa

¿Como se puede integrar el autoconsumo y la domótica?

  • Placas solares asistidas por la red: de la mano de una instalación asistida separada en las dos fases, la energía monofásica y la trifásica, los paneles solares pueden ser controlados por el usuario a través de aplicaciones como Sunny Webbox.
  • Paneles solares rotativos: De la misma manera, muchos paneles solares rotan automáticamente. Pero en el mercado ya existen varios dispositivos que permiten mover las placas en función de la rotación del sol.

A priori, la integración del autoconsumo y la domótica parece una tarea complicada, pero la evolución de la tecnología ha permitido que las casas domóticas ya puedan estar alimentadas únicamente y exclusivamente por energía solar.

Ventajas de la integración del autoconsumo eléctrico y la domótica

Los sistemas de domótica y autoconsumo tienen un gran valor estético en el hogar. Los paneles solares visten las fachadas de los edificios, dándoles un aspecto renovable, ecológico y fresco. De la misma manera, los aparatos domóticos ofrecen esa chispa futurista que tan agradecida es en cualquier estancia del hogar. Además de esta, la integración también tiene otras ventajas:

  • Ahorro en las facturas de la luz: Las placas solares suelen generar excedentes de luz durante el día que pueden ser aprovechadas durante la noche. Con la instalación de la domótica en electrodomésticos y otros aparatos eléctricos, dichos excedentes pueden aprovecharse más y mejor. 
  • Amortización rápida: A pesar del coste de instalar las placas solares y la domótica en el hogar, los expertos aseguran que la inversión se amortiza de siete a diez años.
  • Bienestar y comodidad: Con las placas solares, la preocupación por las facturas eléctricas pasa a un segundo plano. De igual manera, con la domótica se facilita mucho la realización de las tareas del hogar.
  • Mantenimiento: Tanto los sistemas de domótica como las placas solares no necesitan de un gran mantenimiento. Eso sí, si se produce una avería, el arreglo de los mismos puede ser algo complejo.
  • Interacción: Los sistemas de domótica permiten establecer una correcta comunicación entre personas y vivienda, lo que favorece la eficiencia y, por consiguiente, el autoconsumo.