Seleccionar página
Consejos para reducir la factura de electricidad

Consejos para reducir la factura de electricidad

Nuestra previsión de ahorro de cara a la cuesta de enero suele empezar antes de la Navidad, puesto que tenemos muchos gastos. Uno de ellos, de los que hacen daño, es la factura de electricidad.

No sólo por la calefacción, la cual puede llegar a suponer hasta un 40% de la factura en estos meses, sino por el mayor uso que hacemos en general en esta época.

Si quieresahorrar en la factura de la luz de cara a estas fechas, te contamos cómo hacerlo.

consejos para reducir la factura de electricidad

Ajustar la potencia

Puede que te suene un poco a chico pero, tu factura de luz, tiene una parte fija y otra que varía, la potencia y el consumo respectivamente.

Cuando nos ponemos a ahorrar luz, lo que hacemos es reducir el consumo, sin centrarnos en la otra parte.

Cierto es que, muchas viviendas españolas, tienen la potencia correcta y este apartado no puede reducirse, sin embargo, mucha gente desconoce la potencia contratada de su vivienda y puede que ésta sea mucho mayor de la que debería, con el consiguiente incremento del coste.

Sin embargo, la modificación de la potencia conlleva un coste y puede ser peligroso, no sólo porque debamos pagar doble, sino porque la bajemos tanto que tengamos que estar un tiempo sin poder usar muchas cosas a lavez, con la incomodidad que esto supone, hasta que nos la vuelvan a subir.

Si quieres ver si la puedes modificar puedes hacer algún test de potencia de Internet o, más recomendable, contratar a un profesional para que te haga un estudio.

Tipo de tarifa

Otro de los aspectos desconocidos en el mundo de la electricidad es la existencia de las tarifas con discriminación horaria.

En esta tarifa, el precio de la luz se divide en dos horarios, uno más caro (horario punta) y otro más barato (horario valle).

Es cierto que el horario valle (en invierno de 22h a 12h) Actualmente, podemos encontrar en el mercado diferentes tipos de tarifa: con o sin discriminación horaria. Esta última implica que el precio de la electricidad será más bajo durante determinadas horas del día, denominadas horas valle, y más caro en las horas punta (desde las 12:00 hasta las 22:00 en invierno y de 13:00 a 23:00 en verano). Solo si el 30% del consumo se realiza en horario valle podría ser interesante optar por este tipo de tarifa.

3. Comparar precios

Antes de contratar una tarifa eléctrica conviene comparar entre todas las ofertas disponibles en el mercado para encontrar la que se ajuste mejor a cada perfil al mejor precio. Comparar ofertas puede permitirnos ahorrar hasta 168 euros al año en la factura de la luz.

4. Vigilar el stand-by

Un pequeño gesto puede suponer un ahorro importante. Se trata de apagar los aparatos eléctricos que están “apagados pero en funcionamiento”, es decir, las televisiones, ordenadores, el DVD o la cafetera que dejamos con el piloto encendido. También el cargador del móvil consume cuando está enchufado aunque no conectado. Apagar todo lo que se queda en stand-by implica un ahorro cercano al 10% en nuestro gasto eléctrico anual. Para un consumo medio de 3.500 kilovatios hora al año supone un ahorro de 52 euros.

5. Reducir la temperatura al lavar

El uso inteligente de los electrodomésticos también puede proporcionar ahorros importantes. Como regla básica, los programas que funcionan con temperaturas bajas consumen menos que con altas. Lavar la ropa a 40°C en lugar de 60°C permite ahorrar hasta un 55% de energía.

De igual modo, los programas Eco del lavavajillas, que funcionan a unos 50°C, también proporcionan ahorros importantes.

6. Utilizar el frigorífico de forma eficiente

Al igual que ocurre con la lavadora y el lavavajillas, es posible reducir el gasto energético del frigorífico si ajustamos la temperatura a unos 5°C y la del congelador a -18°C. En este caso, además, es importante evitar la acumulación de hielo, ya que esto puede elevar el consumo hasta en un 30%.

7. Gastar menos en calefacción

Los aparatos que utilizan resistencias siempre son más ineficientes y caros, por lo que evitar este tipo de radiadores para calentar la casa siempre generará ahorros. Además, cabe recordar que la calefacción eléctrica puede ser hasta cinco veces más cara que la de gas. En cualquier caso, los consumidores deben tener en cuenta que una temperatura en casa de 19°C a 21°C es razonable, un nivel que por la noche puede bajar hasta entre 15°C y 17°C. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo.

8. Utilizar electrodomésticos eficientes

La mayoría de los electrodomésticos modernos ya incorporan la etiqueta energética, aunque hay diferentes grados. Sustituir los antiguos electrodomésticos por unos nuevos conlleva un desembolso importante, pero amortizarás esa inversión a la larga, además de colaborar en el respeto al medio ambiente.

9. Elegir bombillas de bajo consumo

El uso de las bombillas de bajo consumo puede ahorrar hasta un 80% respecto a las bombillas normales. Su coste inicial es más alto, pero su vida útil es hasta 12 veces mayor que una bombilla incandescente. Además, estas solo dedican el 15% de la energía que consumen a proporcionar luz, el resto genera calor.

Con la nueva normativa europea, las bombillas halógenas dejarán de comercializarse a partir del 1 de septiembre, dejando a la venta solo las que los distribuidores tengan en stock. Esto supondrá el cambio del halógeno por las bombillas LED, mucho más eficientes energéticamente y que pueden suponer un ahorro anual muy importante para los bolsillo españoles. También son recomendables los tubos fluorescentes, especialmente en habitaciones grandes en las que se necesiten muchas horas de luz. Asimismo, se recomienda mantener las lámparas limpias para no perder luz y no tener que aumentar la potencia.

10. Apagar las luces

Este último consejo es, sin duda, el más obvio, pero no por ello menos relevante. Apagar los interruptores cuando no se necesita luz es la forma más sencilla de ahorrar. Además, podemos instalar interruptores divididos, que encienden sólo las luces necesarias, con un programador que las apague cada cierto tiempo o incluso un detector de movimiento para zonas como garajes o trasteros que no se usan a menudo.

Consejo extra: Usa un comparador de tarifas de luz

Como consejo extra, desde Kelisto.es también te recomendamos comparar las distintas tarifas que te ofrecen las compañías de luz en España. Con un comparador de electricidad como el nuestro, podrás encontrar aquellas tarifas de luz que mejor se adapten a tus necesidades. Puedes hacer la comparativa ayudándote de una factura que tengas en casa para ver la potencia contratada y el consumo. De esta forma, los resultados que te demos serán lo más exacto posible, y podrás elegir la compañía con la oferta que más te guste.

Consejos para ahorrar electricidad en casa

Desconectar los electrodomésticos que no use: no debe dejar los aparatos conectados en estado de reposo o «stand by».

No utilizar programas de lavado caliente en lavadora y lavavajillas.

No tener el agua caliente a más de 40º porque consume más al tener que mezclarse luego con agua fría y así regular la temperatura de la misma.

Emplear el calor residual para terminar de cocinar la comida.

Aprovechar al máximo la luz solar o apagar las bombillas que realmente no se estén utilizando.

En verano apagar el aire acondicionado una hora antes de salir de casa y siempre evitar las fuertes bajadas de temperatura para enfriar con rapidez el ambiente.

En invierno se recomienda programar el encendido de la calefacción una hora antes de llegar a casa y de la misma manera que con el aire acondicionado, no subir de manera brusca la temperatura para calentar el ambiente de forma casi instantánea.

Si desea realizar reforma su instalación eléctrica no dude en llamarnos o solicitar un presupuesto sin compromiso.

Ahorro en calefacción a través del aislamiento

Ahorro en calefacción a través del aislamiento

Seguro que te ha pasado, en alguna ocasión, que intentas ahorrar al máximo en calefacción e intentas calentar la casa de mil formas que no supongan gasto.

Según datos nacionales, casi el cuarenta por ciento de la factura de energía de una vivienda se va a parar, en invierno, a la calefacción. Puede que tengas suerte y tu calefacción sea de gas natural, pero si es eléctrica, prepara la chequera para la factura de los meses más fríos.

Si estás preparando ya las formas de calentar la casa de forma económica sin encender la calefacción, te vamos a dar un consejo, échale un vistazo al aislamiento de tu casa. Tener un buen aislamiento en tu vivienda hace que el frío no pase a la casa, requiriendo de menos calor para calentarla.

ahorro en calefacción a través del aislamiento

Aislamiento en la vivienda: la clave del ahorro

El aislamiento en una vivienda es clave tanto en verano (no deja entrar en calor) como en invierno (no deja pasar el frío). Si tu casa está aislada de forma correcta, el consumo energético será menos y, por tanto, la factura de electricidad de estos meses también será menor.

Pero no sólo supone un ahorro en la factura de luz o gas (dependiendo del tipo de tu calefacción) sino que tiene otra serie de ventajas como puede ser mejorar el confort, reducir las emisiones, eliminar las condensaciones, mejorar el aislamiento acústico…

¿Dónde es posible mejorar el aislamiento?

Está claro que el aislamiento más importante es el de las partes de un inmueble que dan al exterior, ya sea en puertas, ventanas, fachada, suelo…

No te vamos a engañar, mejorar el aislamiento de estas partes suele suponer una obra que conlleva gasto, sin embargo, el hacerlo con un buen profesional y con buenos precios, hará que, debido al ahorro que experimentaremos, sea rentable a medio plazo. Además, el valor de un inmueble bien aislado es mucho mayor.

Si tienes que realizar alguna obra en la vivienda, es un buen momento para mejorar el aislamiento térmico. Además, existen varias ayudas a nivel estatal y municipal, para mejorar el aislamiento térmico, lo que puede hacer que te salga más barato.

Es habitual que las viviendas con más de 20 años de antigüedad no cuenten con el debido aislamiento térmico, mientras que las viviendas de nueva construcción están obligadas a cumplir con él.

Cómo mejorar el aislamiento térmico

Si no quieres hacer obra ni gastarte tanto dinero en una reforma, puedes instalar doble cristal o ventana, lo que reduce a más de la mitad la pérdida de calor frente a las ventanas normales. Pequeñas mejoras en este aspecto puede conllevar ahorros energéticos y económicos de hasta un 30% en calefacción y/o aire acondicionado.

Si no quieres gastar mucho dinero, puedes tapar pequeños agujeros o mejorar el cierre de puertas o ventanas con materiales como la silicona.

Verifica que el tambor de tus persianas está debidamente aislado.

Usa láminas adhesivas de material plástico transparente para pegarlas a marcos y acristalamientos.

Si desea realizar reforma de su vivienda para mejorar su aislamiento térmico no dude en llamarnos o solicitar un presupuesto sin compromiso.

Cambios en el mercado eléctrico de cara a 2020

Cambios en el mercado eléctrico de cara a 2020

En enero de este año, el gobierno le transfirió a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia la misión de definir el método de cálculo de los peajes de acceso a las redes de electricidad destinados a cubrir la retribución del transporte y distribución. La CNMC, tras esta transferencia, propuso, en el mes de julio, una serie de cambios en la estructura y cálculo de dichos peajes. Pese a que los cambios son muy técnicos, está bien saber estas cosas de cara a evitar sorpresas en las facturas de nuestra vivienda o negocio

cambios en el mercado electrico

Las nuevas tarifas de la CNMC

La periodificación en energía será única para todas las tarifas. La Comisión Nacional ha divido el año en cuatro temporadas y las asigna según la zona. Se hace una división por zonas: Península (será igual en Andalucía que en Castilla), Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla.

Tarifas 6.2, 6.3 y 6.4

Estas son las denominadas tarifas de alta tensión y están divididas en seis periodos en potencia y consumo. Con el cambio, pasarán a nombrarse tarifas 6.2TD, 6.3TD y 6.4TD.

Tarifa 6.1

Uno de los aspectos más importantes es que se eliminará la limitación de potencia (hasta ahora una de ellas debía ser de más de 450 kW.

Cambia el periodo tanto de potencia como de consumo

Tarifa 3.1A

Esta tarifa desaparece y se integra en la 6.1TD. En esa nueva tarifa, la periodicidad será la siguiente:

  • La P1 pasa a P1.
  • La P2 se divide en las potencias que van de P2 a P5.
  • La P3 pasa a ser la P6.

Tarifa 3.0A

Esta tarifa pasa a ser la 3.0TD. Cambia a seis periodos de potencia y consumo, igual que la 6.1TD. Los cambios de potencia son iguales que en el anterior caso.

Tarifas 2.X

Son las que más nos interesan ya que son las asociadas a viviendas o pequeños negocios. Todas las tarifas 2.X actuales (2.0, 2.0DH, 2.0DHS, 2.1A, 2.1DHA, 2.1DHSA). Estas tarifas sólo tienen un periodo de potencia y, como mucho, dos en consumo (discriminación horaria). El máximo de potencia contratada es de 15 kW.

Los cambios que quiere incluir la CNMC en esta tarifa es la periodificación en seis periodos, además de dos periodos de potencia. En este sentido se divide en potencia valle y punta, sin especificar qué costes serían (se supone que la valle es la misma que la actual).

Otro de los aspectos que no se especifican es si, al haber dos periodos de potencia, podremos tener dos potencias diferentes contratadas.

No se especifica pero se sobreentiende que  la PVPC desaparece con DH y DHS y será igual que la tarifa 2.0TD.

Equipos de Medida

Uno de los principales cambios es que se extenderá la facturación por potencia usando lecturas cuartohorarias a todas las tarifas y la periodificación horaria obligatoria ahora en todos los contratos.

Esto conllevará la necesidad de cambiar los contadores de electricidad. Las distribuidoras tendrán un tiempo de tres meses para cambiar sus sistemas y otros tres para adaptar los contadores sin curva horaria.

Durante este tiempo, a los contadores sin curva horaria, se usarán perfiles de la red eléctrica para el consumo.

Si desea realizar reforma su instalación eléctrica no dude en llamarnos o solicitar un presupuesto sin compromiso.

Instalación eléctrica en una vivienda

Instalación eléctrica en una vivienda

Uno de los aspectos más importantes a la hora de construir o reformar nuestra vivienda es hacer una instalación eléctrica de calidad. No es sólo importante de cara a la seguridad, sino que nos permitirá tener una vivienda más eficiente y económica.

instalación eléctrica en una vivienda

Instalación eléctrica

Mucha gente opina que las viviendas que simplemente tienen como fuente de energía la electricidad generan más gastos, puesto que la electricidad es más cara. Sin embargo, si tenemos una buena instalación eléctrica y un sistema eficiente, podremos usar la mínima cantidad de energía necesaria.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de reducir gasto, es acertar con la potencia eléctrica que va a necesitar tu instalación eléctrica para funcionar sin problemas

El reglamento en cuanto al estado y calidad de las instalaciones eléctricas ha cambiado tanto que, en la actualidad, es obligatorio disponer de un certificado de un certificado de instalación eléctrica que demuestre la instalación está bien y dicha vivienda pueda disponer de suministro eléctrico.

Sin embargo, las reformas en este tipo de instalaciones nos suelen dar más pereza al ser más costosas que cambiar, por ejemplo, la decoración.

Seguridad

Ante todo, el tener una instalación eléctrica de baja calidad o no cambiarla a tiempo puede ser una fuente de problemas de seguridad en nuestra vivienda.

Una instalación eléctrica en mal estado es muy propensa a tener fallos, lo que conlleva todo tipo de peligros como cortocircuitos, descargas, o incluso incendios. Este tipo de intervenciones necesitan de un profesional que las realice ya que lo imprescindible es la seguridad de los habitantes del hogar. El no cambiarla a tiempo puede suponer unos gastos más elevados que el de la reforma de la instalación eléctrica.

Algunos recomiendan que se cambien las instalaciones eléctricas pasados unos diez o quince años, pero si tu instalación cuenta con materiales homologados, fue realizada por un  profesional certificado y cuenta con toma de tierra, puede durar muchos años más. Eso sí, es recomendable realizar revisiones de rutina.

Tampoco hay que olvidarse de llevar un buen mantenimiento e ir cambiando  enchufes o interruptores en mal estado.

Tipos de instalaciones eléctricas

En la actualidad existen dos tipos de instalación eléctrica, una es las que van por tubos o canaletas, y la otra las que van empotradas.

  • Las que van empotradas están ocultas al exterior, por lo que estéticamente son mucho mejores, pero necesita trabajos de albañilería para introducir los cables eléctricos.
  • Las que van por tubos o canaletas son más fáciles de instalar. Existen sistemas estéticos para ocultar este tipo de cables aunque vayan por la pared.

Baño y cocina

La normativa prohíbe colocar en sitios como los baños, apliques como interruptores, luces o tomas (la humedad y la electricidad no son buenos amigos)

 En la cocina pasa igual, son habitaciones donde conviven agua y electrodomésticos y hay que tener especial cuidado en estos aspectos.

Si es importante que un buen profesional lleve a cabo la instalación eléctrica, lo es mucho más en el caso de la cocina y el baño.

Si desea realizar una reforma en su vivienda no dude en llamarnos o solicitar un presupuesto sin compromiso.

Cambio de instalación eléctrica a gas natural

Cambio de instalación eléctrica a gas natural

En la actualidad buscamos la fuente de energía más económica a nivel de hogar. El precio de la electricidad ha llegado a cotas tan altas que mucha gente decide dar el paso al gas natural. Pese a que la inversión para realizar este tipo de instalaciones es alta, la realidad es que, debido al bajo coste del gas natural, se amortizan en poco tiempo.

cambio de instalación eléctrica a gas natrual

Opciones de fuentes de energía en tu vivienda

Seguramente el tipo de energía que se usa en tu vivienda para el agua caliente, la calefacción o la cocina es la electricidad, puesto que es la más usada a nivel nacional (además de la más cara). Las opciones que existen, a día de hoy, son las siguientes:

  • Electricidad: la más usada hoy en día, aunque su precio es elevado.
  • Propano: gas licuado del petróleo que se encuentra disponible en diferentes estados, como puede ser en botella, canalizado o como depósito a granel.
  • Butano: el más usado en climas cálidos que no requieren de mucho uso. Se almacena en botellas.
  • Gasoil: otra opción en depósito aunque es muy contaminante y requiere de mucho mantenimiento.
  • Gas natural: suministro limpio, económico e ininterrumpido.

Instalación de gas natural en tu vivienda

Si estás pensando en realizar un cambio en tu vivienda y poner una instalación de gas natural, te contamos todo lo que necesitas saber sobre cómo realizar dicho cambio.

Trámites para cambio de instalación de electricidad a gas natural

Ante todo deberemos asegurarnos de que la red abastece a nuestro hogar de gas natural. Actualmente, no en todo el territorio nacional se puede disponer de gas natural como fuente de energía.

Una vez que hayamos comprobado que el suministro alcanza nuestro hogar, deberemos ponernos en contacto con la distribuidora de la zona, la cual nos proporcionará un presupuesto de instalación de gas natural y una memoria técnica.

Como la acometida se coloca bajo la vía pública se requiere que se reponga la vía pública al mismo estado anterior lo que hace que aumente el costo de la obra y que se requiera un permiso de las autoridades para suspender el suministro durante la obra. Las distribuidoras suelen hacer las acometidas pagándolas ellas y luego cobrar el alta al cliente cuando requiere de suministro.

Cuando ya tengamos la obra finalizada, el instalador nos dará un Certificado de Instalación y se emitirá el código CUPS (Código Unificado de Punto de Suministro), los cuales serán indispensables para poder dar de alta el gas natural.

Tipo de instalación de gas natural

Esto dependerá del tipo de inmueble en el cual se va a conectar al suministro y existen dos tipos diferentes de instalación receptora, común o individual, aunque ambas requieren de una acometida. La acometida es la conexión entre la instalación del inmueble y la red de distribución de la compañía distribuidora.

En los edificios nuevos hoy en día ya suele haber acometida de gas ya que es más fácil crear la acometida durante las obras del edificio.

            Instalación Receptora Común

Es la que se realiza en comunidades de vecinos y edificios. Se conecta a la toma general de acometida y, después, cada vivienda hará su instalación receptora individual.

Si el edificio posee calefacción o agua caliente centralizada, al hacer la Instalación Receptora Común es necesario llevar la canalización hasta el cuarto de la caldera general.

Para realizar este tipo de instalación es necesario que una tercera parte de los vecinos estén a favor.

            Instalación Receptora Individual

En este caso es la instalación a realizar en cada piso o en una vivienda unifamiliar. Antes de realizarla hay que comprobar que existe la anterior.  Si este es tu caso, solo hay que realizar una canalización interna y conectarla a la central.

En este tipo de instalación se coloca un contador individual fuera de la vivienda y, una vez que se compruebe que está todo correcto, sólo hay que finalizar la conexión IRC-contador.

En el caso de un unifamiliar, la IRI se conecta directamente a la red. Al construir este tipo de viviendas no se suele realizar acometida, por ser algo muy caro, por lo que se deberá hacer la acometida primero.

Precio de la instalación de gas natural

La instalación de gas natural no tiene un precio fijado debido a que cada tipo de inmueble tendrá un tipo de necesidades y consumo diferentes. Además, dependiendo del tipo de instalación, el tamaño de la vivienda o el número de radiadores por ejemplo, el coste variará.

Lo mejor es mirar diferentes presupuestos y tener en cuenta costes añadidos, como el alta en sí.

Plazos de la instalación de gas natural

La realización de este tipo de instalación implica el cumplimiento de una serie de requisitos cuyos plazos puede variar debido a aspectos como la localización y el estado del inmueble, algunos plazos suelen ser más o menos iguales:

  • Instalación Receptora Común: suele tardar entre treinta y noventa días laborables.
  • Conexión de la Instalación Receptora Individual a la Instalación Receptora Común: unos quince días hábiles. En el caso de una vivienda unifamiliar donde sólo hay que contar la IRI a la red de suministros se suele tardar entre treinta y noventa días laborables.

Si desea realizar una reforma en su vivienda no dude en llamarnos o solicitar un presupuesto sin compromiso.

Convertir local comercial en vivienda

Convertir local comercial en vivienda

Puede parecer extraño pero es algo que se hace mucho actualmente. Comprar un local y covertirlo en vivienda. Si es tu caso, en este artículo te contamos si se puede convertir un local comercial en vivienda, las posibilidades que existen para convertir un local en vivienda y despejamos todas las dudas que puedes tener acerca de lo que hay que hacer para convertir un local en vivienda.

convertir local comercial en vivienda

De local a vivienda

En la actualidad es muy habitual que se compren locales y se transformen en viviendas, sobre todo en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, debido al alto coste de los alquileres o las viviendas.

Antes de hablar de los temas legales o documentación, uno de los aspectos más importantes es encontrar a una empresa que lleve a cabo la reforma del local. La empresa Reformas MCV cuenta con una gran experiencia y realizará el presupuesto de la transformación para que sepas, antes de comenzar los pasos legales o la obra, cuánto puede costar el convertir un local en vivienda.

Si bien es cierto que se puede transformar un local en una vivienda, también lo es que no se puede con todos, ya que hay ciertos factores que nos impiden hacerlo. Veamos cuándo no se puede realizar esta transformación:

Restricciones urbanísticas:

  • Que esté clasificado como suelo urbano.
  • Si hay una limitación de viviendas por hectárea.

Restricciones técnicas o de construcción:

  • Al transformar un local en vivienda, ésta se considerará como vivienda nueva y deberá adaptarse al Código Técnico de la Edificación. En la actualidad, este tipo de viviendas deben adaptarse a personas de movilidad reducida, por lo que deberás adaptar la vivienda a este aspecto.
  • Tienes que tener en cuenta que cada Comunidad Autónoma establece unas normas de hábitat.

Restricciones comunitarias:

  • Hay que tener en cuenta los estatutos de la comunidad de propietarios,ya que ahí se ve si se pueden realizar más viviendas en ese edificio.

Si quieres hacer un cambio de uso de local a vivienda, deberás tener un proyecto realizado por un arquitecto técnico. Dependiendo del municipio donde esté ubicado el local, necesitaremos una cédula de habitabilidad o un certificado de fin de obra. Y tras eso, deberás pagar las licencias municipales que te correspondan y para finalizar el cambio de local a vivienda, registrar tu inmueble como vivienda.

Cambio de uso de local comercial a vivienda: pasos a seguir

En primer lugar, deberás tener una licencia de obra para adecuar el interior del local en una vivienda.

El Ayuntamiento te pedirá un proyecto técnico y pagar las tasas e impuestos municipales, junto con un depósito de un aval. Tras presentar esto, te queda esperar respuesta del Ayuntamiento, que suele tardar entre 3 y 4 meses. Una vez obtengas el sí y realices las obras pertinentes, obtendrás el certificado final de obra mediante el cual deberás realizar la declaración de alteración catastral, gracias al cual queda constatado, de forma oficial, el cambio.

Por último deberás pedir la licencia de primera ocupación.Esto se consigue mediante la presentación, en el Ayuntamiento,  del certificado final de obra y la declaración de cambio de uso del catastro.

Para hacer el cambio de uso de local a vivienda, lo primero es plantear sus características, superficie, normativa de la zona y lo que tú quieres hacer con tu vivienda.

En cuanto a la superficie: no podemos superar los 38m2 útiles y la altura no debe superar los 2,5 metros en al menos el 75% de la superficie.

En cuanto a las instalaciones de tu nueva vivienda: en la cocina, debe haber una campana extractora de humos con salida al exterior y las estancias habitables tienen que tener ventilación y luz natural en al menos el 12% de la superficie útil. En los baños, debe existir extracción forzada (es el proceso por el que se da o se extrae aire mediante ventiladores para controlar niveles de calor o extraer gases contaminantes…).