Seleccionar página

Si hay una estancia de la casa en la que se produce un mayor derroche de energía, ese es el baño: principalmente el agua pero también, en su caso, la electricidad y el gas. Solo habría otra zona de la casa que podría competir con ella, la cocina, aunque en esta no se gasta tanto agua. En este sentido, en una estancia como el baño es fácil que el consumo se dispare: si sumamos los dos minutos que estamos de más en la ducha, dejarnos momentáneamente el grifo encendido mientras nos lavamos con jabón, utilizar el secador o tirar de la cadena cuando solo hemos tirando un pañuelo hacen granero. Por eso mismo, es imprescindible implementar nuestro baño para que haga un consumo óptimo. Y es posible conseguirlo solo con una pequeña reforma.

Pero, ¿qué ocurre con las tarifas de gas?

No se puede preparar una reforma en tu baño sin antes revisar tu factura de gas. Y es que es posible que, de no hacerlo, no aproveches del todo las ventajas de hacer el baño tan eficiente. Una de las mejores formas de ayudarte con tus contratos de luz y gas es utilizar un comparador energético que te presente las ofertas de todas las comercializadoras (Holaluz, por ejemplo, o Naturgy) para que tu así puedas elegir la que más te convenga. Igualmente puedes visitar páginas web especializadas, como la que te mostramos a continuación, en la que encontrarás todo lo que necesitas saber sobre tus contratos de luz: http://pueblosocial.es/.

Una vez que ya tengas tu tarifa elegida, solo tendrás que contratar el gas y la electricidad. Podrás tramitar tus tarifas de gas natural y de electricidad con tu comercializadora a través de las vías habituales: teléfono, internet y oficinas. Asimismo, recuerda que contratar el gas natural y la electricidad es siempre un trámite gratuito, no te pueden cobrar nada por ello. Una vez que hayas efectuado dicho, trámite, solo tendrás que esperar unos 15 días hábiles para que el cambio de tarifa se haga efectivo. ¡Y recuerda siempre optar por una tarifa sin permanencia, para que puedas cambiarte de comercializadora siempre que quieras!

¿Qué puedo cambiar en el baño?

Una vez que el precio que pagas por el consumo sea el más óptimo, ya puedes aprovechar para realizar la reforma de tu baño con la tranquilidad de saber que vas a pagar menos por el gas y la electricidad. A continuación te damos unas ideas que pueden ayudarte a optimizar tu consumo:

  • Cambia tus bombillas por unas LED o de bajo consumo.
  • Instala un termostato en los grifos para obtener más rápidamente el agua a la temperatura idónea.
  • Cambia tu bañera por un plato de ducha e instala en todos los grifos un reductor de caudal.
  • Revisa que en la instalación de gas natural esté en perfectas condiciones.
  • Renueva el calentador si ya es muy antiguo.
  • Si tienes la lavadora y la secadora en el baño, recuerda mantenerla siempre apagada cuando no la estés utilizando. Si necesitas renovarla, procura que sean de bajo consumo.
  • Recuerda que el ahorro energético no está reñido con una decoración moderna y elegante. Echa un vistazo a las últimas tendencias en el baño en este artículo.